Shonda Rhimes apuesta por las mujeres

Tres series en pantalla, las tres con éxito y con protagonistas femeninas. Shonda, ¿nos quieres decir algo con esto?

Para ponernos un poco en situación, Shonda Rhimes es la creadora de Anatomía de Grey, Private Practice (que en paz descanse), Scandal y How to get away with murder. Meredith, Olivia y Annalise se encargan cada jueves de llevar las series de Shonda a lo más alto. ¿Por qué confía siempre Shonda en las mujeres para crear series exitosas? Posiblemente por simple admiración a mujeres exitosas. Además, es la manera que la norteamericana tiene de cambiar el mundo y llevar el papel de la mujer al rol protagonista.

Cuando se estrenó Anatomía de Grey, la propia Shonda dijo: “Pensé que sería interesante crear un espectáculo sobre “mujeres inteligentes, compitiendo una contra otra”. Quería ver en la pantalla algo que le gustase, tanto a ella como a sus hermanas, todas enganchadas a los canales de cirugía (sí, en EEUU deben tenerlos). Por eso creó el universo del Seattle Grace Hospital (Grey Sloane Memorial Hospital es demasiado largo): un universo de mujeres, creado para mujeres.

Shonda Rhimes apuesta por las mujeres - Meredith Grey

La protagonista de Anatomía de Grey, Meredith es un prototipo de mujer con la que nos podemos identificar: la parte de su infancia es más tortuosa, pero al fin y al cabo es una mujer adulta que trata de compaginar su vida profesional con la personal. Hoy en día ¿quién no lo intenta?

Shonda Rhimes apuesta por las mujeres - Addison Montgomery

Poco más o menos le pasaba a Addison Montgomery. Tras abandonar el Seatle Grace, la pelirroja puso rumbo a la costa para comenzar una nueva vida. A parte de estilosa (para mi gusto la que mejor estilo tiene de los personajes de Rhimes), Addison es una profesional, una triunfadora, la mejor en lo suyo. ¿Quién no lucha por serlo y alcanzar el éxito?

Shonda Rhimes apuesta por las mujeres - Olivia Pope

El personaje principal de ‘Scandal’, Olivia Pope, está basado (parcialmente) en una persona real: Judy Smith, ayudante de prensa en la etapa de Bush hijo en La Casa Blanca. Parece que el mundo se mueve con Olivia: ella chasquea los dedos y los problemas desaparecen. Lleva su propia empresa ¿Quién no quiere ser una super mujer?

Shonsa Rhimes apuesta por las mujeres - Annalise Keating

Annalise Keating, por su parte, es una abogada brillante, tiene un séquito de estudiantes que le ayudan a investigar los casos que llegan a su propio buffete y, aun así, tiene tiempo para dar clases en la universidad. Va pisando fuerte por donde quiera que va y le cierra la boca a más de uno tirando de profesionalidad y una inteligencia muy aguda. ¿Quién no quiere eso? Yo no querría trabajar para ella ni estar en su pellejo, pero oye como profe en la universidad habría sido un puntazo.

Todas ellas están envueltas en triángulos amorosos en algún punto de su historia, sus compañeros masculinos son en su mayoría increíblemente guapos o atractivos (bastante más que ellas, normalmente),  tienen tensiones emocionales, inseguridades y unas casas que ya las querríamos más de una,… ¿No os parece que Shonda quiere engancharnos por la identificación que podemos sentir hacia sus protagonistas? Llámalo identificación o aspiración, pero todas queremos ser igual de poderosas que todas ellas.

Pero no nos engañemos: nosotras no somos las únicas enganchadas a todo lo que sale de Shondaland. La showrunner sabe cómo engatusar a los hombres, para tenerlos sentados delante de la televisión. Y es que los hombres valientes no tienen miedo a las mujeres poderosas.

¿Cuál de ellas es tu favorita? Shonda si que sabe.

Marta Jiménez Cotaina

Novata publirrelacionista. Seriéfila perdida. Sonrisa permanente. Me gusta hablar, pero me gusta todavía más escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *