Cuando la salida de Nina Dobrev salvó ‘The vampire diaries’

A mediados del año pasado, los fans de “The Vampire Diaries” se levantaban en shock por la marcha de Nina Dobrev. La actriz que llevaba seis temporadas protagonizando la serie decidía abandonarla  en una decisión que al parecer había tomado cuando aceptó participar en la serie. Lo que podría haber significado el final de una de las series más rentables de The CW resultó ser la mejor idea para para revitalizar una serie estancada.

nina-dobrev-the-vampire-diaries
Con la marcha de Nina Dobrev parecía improbable que la serie pudiera aguantar sin su protagonista femenina y muchos nos preguntábamos cómo se cerraría su triángulo amoroso con Damon Salvatore (ian Somerhalder). Aunque el estreno de la temporada no ha sido todo lo bueno que se preveía, lo cierto es que en cuanto a argumento la marcha de Nina Dobrev es lo mejor que le podría haber pasado a la serie.

The vampire diaries siempre sufrió cierta “elenitis” es decir, Nina Dobrev era el centro absoluto de todas las tramas. Durante las primeras temporadas no hubo problema pero cuando la serie tuvo que tirar de dopplegangeres, “travelers” y demás criaturas que o estaban enamorados de Elena o querían matarla. Centrando la atención en Elena todos los demás personajes se convirtieron en marionetas que solo lucían palmito y no podían desarrollar sus propias tramas.

the-vampire-diaries-damon

Tras la marcha de Nina Dobrev los habitantes de Mystic Falls hemos visto a un Damon completamente nuevo, más maduro pero no por ello menos Damon; alguien capaz de tener entidad por sí mismo y no ser solamente el proyecto de Elena. Y por fin recuperamos al Stefan que nos acabó enamorando (al tiempo que perdía el amor de Elena) dándole el reconocimiento que se merece.

Stefan ha rehecho su vida y tiene por fin una trama y un objetivo propios. Ya no es un pelele intentando arreglar la vida de su hermano o llorando por la mujer que le destrozó el corazón, ahora vuelve a ser el héroe que necesita ser y cuenta con la ayuda de Caroline para lograrlo.

Las mejores amigas de Elena dejan de estar a su sombra y en el caso de Bonnie, por fin tienen una razón para seguir en la serie un año más. Bonnie, a quien, como nos recuerda Damon, es casi imposible matar (se convirtió en fantasma, luego en “ancla” y luego consiguió salir de una prisión para brujos) ha encontrado su lugar como aliada de Damon en una unión tan inesperada como divertida y fructífera. Por si fuera poco, por fin logra sacar su rabia interior y cobrarse la venganza que le han negado tantas veces.

enzo-bonnie-the-vampire-diaries

Pero si en algo favorece la marcha de Nina Dobrev es en la trama principal de “The Vampire Diaries” que por primera vez parece que no se va a centrar en algún tipo de evento mágico o cura ancestral o en la llegada de una criatura todopoderosa empeñada en suplantar a los protagonistas sino en una simple y efectiva lucha de clanes. Las brujas, los “travelers”, incluso los hombres lobo quedan relegados a un segundo plano en esta cruzada entre Damon y Stefan y su madre. Es cierto que conservan los toques de magia (de otro modo no se explicaría la presencia de Bonnie) pero por el momento no parece que vaya a ser la piedra angular de la temporada.

“The Vampire Diaries” comenzó siendo una telenovela sobrenatural pero con la aparición de su spin-off, “The Originals” han comprendido que pueden ser mucho más que eso y que la acción sobrenatural funciona.
Por nosotros, Nina Dobrev y su Elena Gilbert pueden seguir en su “magic coma” durante algún tiempo más.

noarrey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *